Sueños inconclusos de Un Soñador Despierto

«…death, brief and inconclusive interview…»


Pon tu cabeza sobre mis hombros, ven, descansa junto a mí… ya la guerra ha terminado. Ya se escuchan las trompetas anunciando la victoria de los locos, los ilusos enemigos. Descansa, no llores, pronto volveremos a enfrentarnos, la vida es una guerra que nunca deja al alma embriagarse en la derrota. Los infelices rostros perdedores, anuncios solo son, de postreras y más felices correrías. Levántate, seca la sangre de tus labios, la muerte te recibe, soy yo… tu madre: nunca vista, siempre en ti perecedera, llorada, maltratada, asesinada, disfrutada y hasta burlada incluso por algunos. Reposa aquí en mi seno, yo besaré tus llagas, limpiaré tus heridas, serás fuerte, si, pues mi hermana aún te espera, resta a tu camino mucha vida.

E inmortales cantos ofrendarán a tu belleza hoy mis hijos, dulce arrebatado, has muerto por amor, y tu amada, ignorante del dolor, vació en ti, toda la crueldad… de su marchita copa despreciada. Podrida cual el vino añejo de las penas, quiso ella arrebatarte la más preciada de tus virtudes, mas no pudo, fue más fuerte la emoción y la locura. Sobre ella, han de pesar, por siempre, las funestas consecuencias: de su fatal ironía. Y sed padecerá de ese bello amor que tu sin dudarlo le ofrecías y que pobre desdichada, jamás otros labios podrán ofrecerle todavía.

Olvida, borra al fin de tus pensamientos melancólicos el dolor de aquella noche en que dejaste escapar, cual ave que huye del nido enfurecida, la gota inmortal del último aliento, tenaz suicida. Respira ahora, vive, recorramos el mundo los dos, exilia de tus tierras todo rastro de elegía y sonríele a la muerte, como una vez le sonreísteis a la vida.

Es mi reino dulce y la melancolía no tiene aquí cabida, cantemos juntos, brindemos por los muertos, por los derrotados, por los mendigos, tomemos al borracho de la mano y vayamos allí donde el asesino ayuda al hombre a conocer el secreto más profundo de la vida. Soy la cara oculta de la luna, la gran experiencia, soy la amante que se desnuda con pudor ante la vista de su amado que llega al aposento de la diosa enardecida. Bebamos, comamos, disfrutemos, pronto llegarán otra vez los días de dolor, y la prueba ha de repetirse, y has de saber conquistar tus enemigos, mas ahora, solo yo estoy contigo. Ven, pon tu cabeza sobre mis hombros…reposa, sueña, descansa… tenaz suicida, amo eterno de la muerte y de la vida.

*** Como el amor shakespereano, quien huye de la vida por amor, en un acto de rapto intempestuoso,  vive eternizado en el canto de los pajaros, en el dulce arroyo de los rios que desembocan al mar…

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s