Sueños inconclusos de Un Soñador Despierto

Sueño con los mares de antaño y escucho las sirenas de un futuro perdido….


Dejo volar mi mente, y sin saberlo se apodera de mi el espíritu de la inconformidad, miro tras mis pasos y descubro que han quedado estampadas en la arena las huellas de mis pies en este mundo, no se realmente adónde me llevan, cómo puedo saberlo, si la única manera de encontrar mi camino es prolongar mis huellas hacia un futuro lejano, a parajes de los que tal vez tenga conciencia o tal vez no, quién sabe. Me encuentro aquí parado justo ante el espejo que refleja una parte oscura de mi rostro, encubro una sonrisa y dejo escapar una lágrima saltarina y juguetona, que juega con melancolías y recuerdos de antiguos mares que una vez el hondo pico de mi nave surcó decidida y valerosa. Encuentro el mar vacio y lejanos son ya los cantos de sirena, esos que anunciabanme un mundo distinto, misterioso, mágico y antiguo. Hoy miro con los ojos del alma a la quietud de tu mente, encuentro desvelos mayores en quererte que en escuchar la voz de mi conciencia que me aconseja alejarme y olvidar, llego junto a ti y descubro que te has ido, que ya no eres más lo que un día fuiste para mi. Me encuentro confundido, perdido en este mar de mil batallas y para mi cada puerto solo me anuncia tu recuerdo, miro a los ojos de una extraña, me esfuerzo por mirar con indiferencia esos ojos que me miran y encuentro que la belleza solo al necio queda indiferente.

Y qué es belleza, me preguntas asustado y solo puedes preguntarme lo que desconoces, pues qué sería entonces la pregunta, sino una constatación factible y verificable de que habitamos ese mundo oscuro y quebradizo al que se han mudado las personas ignorantes, qué es entonces la belleza, me preguntas y me dejo de rodeos, pues la belleza es eso que se asoma en los ojos de la vida cuando el amor le da un beso en los labios a la razón y la razón se ve ruborizada consternada. La belleza, va más allá de la razón y es un acto espóntaneo del amor en esta vida que no hace más que contemplarnos. Qué es belleza, me preguntas y mi corazón palpita porque no puedo darte la respuesta, la razón de la locura en mi razón, es tu belleza….

Y qué es la locura, y qué el amor, y qué la vida, y me llenas de preguntas para las que no a todas tengo una respuesta, me convences de mirarte, me convences una vez más de perderme en tus ojos y disfruto tu presencia, dejándome guiar por tus manos inmortales, que me engañan y preguntan, conociendo la respuesta. Escucho la música a lo lejos, no lo puedo resistir, no sé hacia dónde giro el timón, mi nave huye en direcciones inexploradas, en valles secretos y antiguos parajes. No puedo evitarlo la música es muy fuerte, mis manos se aferran al viejo y conocido estrecho de mar, no me resisto a creer en fantasmas, en mundos sin gloria evitando mirarte a los ojos, postergando el inevitable goce de vivir una vida de la cual no me siento merecedor. Pero continúo en mi empeño, escucho el batallar de las olas y mi corazón se aterroriza, más las sirenas cantan, sus dulces y bellas melodías llegan a mis oídos y escapo a ese otro mundo….

Sueño con los mares de antaño y escucho las sirenas de un futuro perdido….

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s